Una de cada tres personas con discapacidad se encuentra en situación de pobreza

Fedis/ octubre 21, 2020/ Sin categoría

EL 17,7% NO TIENE NINGÚN TIPO DE INGRESO

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), miembro de Somos Pacientes, pone en marcha hoy 17 de octubre, Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, la campaña ‘Discapacidad es pobreza para 1 de cada 3’ para alertar de que una tercera parte de las personas con discapacidad se encuentran en situación de pobreza o en riesgo de exclusión social y reclamar medidas urgentes para paliar una situación agravada por la pandemia.

Como explica Anxo Queiruga, presidente de COCEMFE, “la pobreza en las personas con discapacidad tiene una incidencia mayor que en el resto de la población, porque a los gastos habituales que tiene cualquier persona se suman otros directamente relacionados con la condición de discapacidad, mayores dificultades para encontrar empleo y unos ingresos incompatibles con una vida digna”.

A día de hoy, el 17,7% de las personas con discapacidad de nuestro país no recibe ningún tipo de ingreso; el 16,9% no puede comprar medicamentos; el 8,5% vive en una vivienda precaria; el 6,2% no puede permitirse comer carne o pescado a diario; y el 48,1% no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos.

Pobreza y género

Asimismo, y por lo que respecta al género, cerca de tres de cada cuatro personas con discapacidad que están bajo el umbral de pobreza extrema son mujeres y en el 40% de los hogares donde viven mujeres con discapacidad en soledad los ingresos no alcanzan los 500 euros mensuales.

Por todo ello, COCEMFE reclama la puesta en marcha de medidas urgentes dirigidas a avanzar en la incorporación del colectivo al mercado de trabajo; la colaboración con las entidades especializadas representativas; el aseguramiento de la obtención de ingresos; la adecuada prestación de los servicios sociales y sanitarios; la educación inclusiva y de calidad con todos los recursos y apoyos necesarios; y el acceso a todos los servicios en igualdad de condiciones con especial incidencia en la accesibilidad universal.

Como recuerda Queiruga, “tener garantizada la autonomía personal es imprescindible para limitar la incidencia de la pobreza en nuestro grupo social. La accesibilidad es un factor decisivo, sobre todo en zonas rurales, puesto que las barreras dificultan acceder al colegio, a la universidad y, por tanto, conseguir un trabajo y los ingresos para disfrutar de una vida digna”.

Para más información sobre la campaña, que se desarrolla gracias a una subvención procedente del 0,7% del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Socialclica aquí.

Compartir esta entrada